Bonsái de Alerce (Larix)

Los alerces (Larix) son excelentes bonsáis de coníferas para el modelado del bonsái. En invierno sin agujas, posiblemente con algunos conos en las ramas, un bonsái de alerce se ve particularmente atractivo. Pero también en primavera los brotes jóvenes siempre son impresionantes.

¿Cuáles son las ventajas de los alerces para el diseño de bonsáis?

  • Los alerces son bonsáis de exterioro extremadamente resistentes. Hibernamos nuestros bonsáis al aire libre
  • Las heridas cicatrizan bien, incluso sin el uso de cicatrizantes para bonsáis.
  • La corteza se forma a partir de los 15 años. La corteza rugosa aparece antes en las macetas de plástico que en el campo.
  • Brotación muy atractiva en primavera. Los conos se forman a menudo en árboles de bonsái de 15 años
  • Con un prebonsái de alerce joven, el acodo aereo para crear raíces perfectas es fácil. así, crear un buen Nebari es simple
  • Los bonsáis de alerce (especialmente el alerce japonés) apenas se ven afectados por plagas o enfermedades.
  • Alambrar el bonsái en invierno es sencilla. Las ramas de los árboles permanecen flexibles durante mucho tiempo. Por lo tanto, la formación de alerces más viejos para crear un buen árbol de bonsái es fácil.

Venta de bonsái de alerce

Principalmente producimos bonsáis de alerce nosotros mismos (principalmente alerces japoneses) o los importamos directamente del productor. Aquí puedes comprar tu bonsái de alerce. Si se realiza el pedido en días hábiles antes de las 2 p.m., el bonsái se enviará el mismo día. Obtienes exactamente el bonsái que seleccionaste en la tienda. Empaquetado de forma segura.

El cuidado del bonsái de alerce en pocas palabras:

Abono: Fertiliza con abono orgánico para bonsái (como Biogold, Hanagokoro, fertilizante líquido para bonsái) en la temporada de crecimiento.

Alambrado: Las ramas son muy suaves y fáciles de doblar, pero el alambre de bonsái debe permanecer en el árbol durante un período más largo. Usa un corta-alambre para bonsái si vas a desalambrar tu bonsái

Hibernación: Tolera incluso la invernada al aire libre sin protección

Poda: La cicatrización de heridas es muy buena, incluso sin cicatrizantes. Los alerces más viejos con brotes cortos necesitan poca poda. Utiliza unas tijeras de bonsái para podar los brotes jóvenes y una podadora cóncava bien afilada para quitar las ramas más fuertes.

Riego: Nunca dejes que se seque, especialmente en pleno verano. Prefiere estar moderadamente húmedo

Trasplante: Trasplanta los alerces a un sustrato para bonsái bien drenado (por ejemplo, Akadama) solo si los cogollos se vuelven gruesos (poco antes de abrirse en marzo)