Bonsái de Albaricoque

Los bonsáis de albaricoques japoneses son una de las pocas especies de bonsáis que florecen muy temprano en el año (a veces hasta finales de enero) y huelen maravillosamente. Están muy extendidos como un bonsái en Japón, pero rara vez se encuentran en Europa.

¿Cuáles son los beneficios del bonsái de albaricoque japonés?

  • Los albaricoques japoneses son bonsái de flores impresionantes. Florecen muy temprano y abundantemente como bonsai
  • Las flores del bonsái de albaricoque huelen muy fuerte y agradable y son una delicia al final del invierno
  • Esta especie de bonsái forma rápidamente una corteza oscura y agrietada y este bonsái suele parecer más viejo de lo que es
  • La madera dura es muy adecuada para Shari (partes del tronco descortezadas). Es fácil formar estilos dramáticos de bonsái

Venta de bonsái de alabricoque japones

Aquí puedes comprar tu bonsái de albaricoque japonés. Los pedidos realizados de lunes a viernes antes de las 14:00 se envían el mismo día.

No hay artículos disponibles

Cuidado en pocas palabras

Abonado: Después de la floración de marzo a agosto, abona abundantemente con un fertilizante Bonsai común (como Biogold, Hanagokoro o fertilizante líquidode bonsái)

Alambrado: Las ramas se rompen fácilmente; ten cuidado al aplicar el alambre al bonsái y al doblarlo. Los nuevos brotes ganan fuerza rápidamente. Cuando el alambre comienza a presionar en la corteza, es importante desalambrar el bonsái. Un corta-alambre para es lo adecuado para esto. Dado que los brotes se vuelven leñosos rápidamente, por lo general no es necesario volver a alambrar

Invernación: Los albaricoques japoneses son bonsáis resistentes de exterior y toleran temperaturas muy bajas en una carpa de aluminio

Poda: Después de la floración, poda el bonsái de albaricoque japonés con una tijera afilada para bonsáis. Deja siempre 2-3 yemas de hojas en un extremo del brote. Las ramas más gruesas (madera dura) deben cortarse con un cortador de bonsái especial

Riego: Riega moderadamente el bonsái, pero no deje que se seque (especialmente no justo antes de la floración y en pleno verano)

Trasplante: Trasplanta cada 2-3 años a principios de marzo a un sustrato con buen drenaje (por ejemplo, Akadama)


Bonsái de albaricoque japonés - imágenes